Japón gana a Corea del Sur 6-2 y va de primero

19 03 2009

Japón acudió a los fundamentos del béisbol para romper un empate en el octavo inning y derrotar 6-2 a Corea del Sur la noche del jueves en San Diego, lo que le permitió avanzar como primero de su grupo a las semifinales del Clásico Mundial 2009 de béisbol.

Los nipones, campeones del primer Clásico hace tres años, se medirán a Estados Unidos en la semifinal del domingo en el Dodger Stadium de Los Angeles.

La otra semifinal se jugará también en esa misma plaza donde el sábado, Venezuela y Corea del Sur, campeón de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Los dos finalistas jugarán por el título el lunes, en el parque angelino.

Los japoneses desplegaron un efectivo bateo de 15 hits, incluido jonrón del jardinero central Norichika Aoki, y al campo cometieron tres errores, al igual que sus primos asiáticos.

Un decisivo racimo de tres carreras en la parte alta del octavo rollo quebró un empate 2-2 y le dio la ansiada victoria a los campeones defensores.

Por los derrotados hubo jonrón del tercera base Bum Ho Lee en el séptimo cuadro, su tercero del torneo.

El triunfo correspondió al relevista derecho Hideaki Wakui (1-0) y la derrota a la cuenta de Seung Hwan Oh (0-1), cuarto de los seis lanzadores utilizados por los sudcoreanos.

Corea anotó la primera carrera del partido, cuando en el inning de apertura Keun Woo Jeong se embasó por sencillo y llegó a la goma remolcado por doblete Hyun Soo Kim al jardín derecho.

Japón replicó en la parte alta del segundo rollo con dos anotaciones, la primera por largo jonrón, a más de 400 pies del plato, del quinto bate Seiichi Uchikawa, y la segunda empujada por imparable de Yasuyuki Kataoka.

Después de que en la tercera entrada salieran los abridores zurdos de ambos bandos, Wonsam Jang por Corea del Sur y Tetsuya Utsumi por Japón, se mantuvo un cerrado duelo entre relevistas, roto por el tercer cuadrangular de Bum Ho Lee en el torneo, un batazo por el mismo centro del terreno.

Con el partido empatado 2-2, los mánagers de ambos equipos comenzaron a mover sus reservas y a poner en práctica toda sus estrategia para buscar el triunfo.

En la mente del mentor japonés Tatsunori Hara y su colega sudcoreano In Sik Kim estaba de seguro Venezuela, equipo al que ambos querían evitar a toda costa, pero al final le tocó a los peninsulares bailar con la más fea.

En el octavo, sobrevino la debacle sudcoreana, cuando el tercer relevista Seung Hwan Oh entró muy flojo y fue apaleado sin contemplaciones por la tanda gruesa de Japón, que marcó tres carreras en un abrir y cerrar de ojos, al ligar cuatro hits, un sacrificio y un error.

Japón remachó su obra con una última raya en el noveno, gracias a doblete del ‘grandeliga’ Ichiro Suzuki, sacrificio de toque y sencillo remolcador de Norichika Aoki.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: